¿Merece la pena estudiar arquitectura en 2017?

Si eres un estudiante de Bachillerato/ESO o incluso de otra carrera y estas pensando estudiar arquitectura, este es tu sitio. Prepárate un café, ponte cómodo porque este tema tiene chicha.

Versión corta

Sí, merece la pena si te apasiona muchísimo la arquitectura. Es un profesión ingrata pero muy bonita en la que si se desarrolla bien, crea un efecto positivo en tu entorno. Mientras tengamos que crear espacios para vivir, trabajar y recrearnos, necesitaremos arquitectos. 

Versión larga

Un poco de contexto

Os voy a resumir muy brevemente quien soy. Mi nombre es Alberto Figueroa. 

Por allá en el 2005 empecé a estudiar arquitectura, con la misma ilusión y pasión por esta profesión que aun tengo hoy mismo. En el 2010, cuando cursaba mi quinto año, me fui de intercambio de estudios ¨Erasmus¨ a Estados Unidos. Meses después, vuelvo a España, presento mi Proyecto Fin de Carrera (PFC) y me graduó en Diciembre de 2010.

Trabajo en despachos de arquitectura en mi ciudad natal, Zaragoza, con contratos temporales sin ninguna estabilidad y sin poder encontrar un mentor del que pudiese aprender como ser arquitecto profesional. Todo lo que no se puede aprender en la universidad.

En Julio de 2012, me voy a Vancouver (Canadá) donde hay una gran demanda de arquitectos donde están bien pagados y con condiciones laborales muy buenas. Paso varios años (4 para ser precisos) trabajo en multitud de despachos. Unos muy grandes como Perkins+Will y otros pequeños como Grout+Mctavish donde en este último, encuentro mi mentor. Un arquitecto que me enseña a ser un verdadero profesional de la arquitectura sin dejar de lado el amor por el buen diseño, la arquitectura, la precisión del dibujo, etc

Junio de 2016, siento la necesidad de comenzar mi carrera en solitario. Vuelvo a agarrar mi petate y vuelvo a España. Me doy de alta como colegiado en el Colegio de Arquitectos de Aragón y empiezo a buscar clientes. Meses después, comienzo a trabajar como arquitecto Autónomo. 

Suficiente de hablar de mi. Ya os he conseguido contar quien soy y que he pasado por todo aquello que puede pasar un arquitecto. Graduarse, irse de Erasmus, trabajar precariamente, emigrar y comenzar como autónomo de 0.

¿Quien es y que hace un arquitecto?

Un arquitecto/a es aquel profesional que analiza un problema urbano/espacial, genera una solución a través de un proyecto y lo transmite gráficamente a otras personas (constructores y gremios) para que lo materialicen.

Como se desarrolle esa solución, técnica o creativamente,  eso es para más detalle. Por eso, es igual de arquitecto aquel que se dedica a hacer reformas de locales y tasaciones al arquitecto estrella que crea museos hechos enteramente de cristal curvo. Los dos existirán siempre. 

Esta carrera, como muchísimas otras, es vocacional. ¿Eso que significa? Pues que te tiene que gustar muchísimo. PERO MUCHO MUCHO. Por eso, si quieres dedicar tu vida laboral a ser arquitecto por el dinero, la fama o porque te gusta dibujar te adelanto que estás en la carrera equivocada. Es cierto, que hay unos poquitos arquitectos que tienen una vida cómoda con dinero, fama, ... Como por ejemplo, Frank Ghery o la difunta Zaha Hadid. Hay unos 10 como estos de los 3.6 millones de arquitectos que somos en todo el mundo. Ademas, tanto Ghery como Hadid vienen de familias con mucho dinero y tener un colchón de dinero para dedicar a esto, lo hace todo.

Mi abuelo solía decir, que "Uno nunca llega a hacerse rico trabajando"

¿Entonces? ¿Que me tiene que gustar? Pues te tiene que intrigar enormemente la construcción, sera tu pan de cada día. Si viajas a otras ciudades/países, debería ilusionarte ir a ver edificios por encima de cualquier otra cosa. Como ejemplo personal, cuando voy a de vacaciones, el 98% de mi fotos son solo de edificios. Tener una curiosidad constante de aprender cosas nuevas.

Es normal que tengas otras opciones profesionales en mente. Si no hubiese estudiado arquitectura, me hubiese metido a estudiar medicina o física/matemáticas.  Pero estas opciones, están a años luz de mi primera opción. Si volviese en el tiempo, volvería a estudiar arquitectura.

EL PASO POR LA UNIVERSIDAD. LO QUE TE CUENTAN VERSUS COMO ES.

Probablemente conocerás a algún arquitecto que acaba de graduarse, que está ahora mismo en la universidad o su hijo/a hizo dos años y se cambiaron de carrera. Seguramente te dirán que:

  • La carrera es horrorosa,infinitas noches sin dormir, profesores que destrozan tu trabajo sin pudor y que gastas todo tu dinero imprimiendo planos.
  • Que no tiene sentido, porque vas a salir y no vas a tener trabajo o muy mal pagado.
  • Que no se parece nada a la realidad. Los profesores llevan tanto tiempo en la universidad que se centran en la teoría y no te preparan para el mundo real.
  • Que no te enseñan. Básicamente se sientan en las clases de Proyectos a teorizar y a decirte que lo estás haciendo mal. Que te mires no se que proyecto y lo averigües por tu cuenta.

Es cierto que la carrera es dura porque demanda muchas horas de trabajo dibujando, haciendo maquetas y repitiéndolo una y otra vez hasta que encuentras el proyecto idóneo. Pero también depende enormemente como eres capaz de administrar tu tiempo y si eres capaz de trabajar rápido y bien. No os preocupéis, os contaré mi sistema (En otro post) para poderlo con todo y no morir en el intento.

La mayoría de las clases son teóricas como historia, estructuras, instalaciones, etc. Tendrás asignaturas gráficas como construcción, urbanismo y proyectos que requieren que dediques 90% del tiempo a dibujar. Es normal. Este va a ser tu lenguaje de comunicación con el mundo (constructores, clientes, ayuntamiento,...) Si no sabes, no te preocupes porque se aprender como todo. En clases como proyectos podrás tener profesores que sean capaces de ayudarte a aprender a redactar y desarrollar proyecto de manera más rápida o más lenta. Te recomiendo que seas positivo/a y te sigas por la siguiente regla.

No des nada por sentado y aprende de lo que ya existe. Puede ser historia de la arquitectura o proyectos que se desarrollan en el presente. Cualquier idea es buena si la entiendes y la sabes utilizar. Y SOBRETODO, no dejes que las criticas a tus proyectos se conviertan en personales. Duele que despedacen tu proyecto pero son sobre tu proyecto, no sobre tí.

La vida laboral como arquitecto

Has conseguido graduarte, terminar la carrera y no perder salud en el intento. ENHORABUENA.

Ahora toca empezar a trabajar de aquello que te has formado. ¿Que opciones tienes? Pues unas pocas. Te recomiendo empezar en este orden:

PRÁCTICAS

Ya sea a través de tu universidad o por tu propia cuenta, empezarás en un despacho haciendo practicas o trabajando por un salario muy mínimo si tienes suerte. Estarás nervioso porque no estas seguro que debes hacer o como hacerlo. Lo importante es que tengas ganas de aprender y tengas un enorme interés por aquello que te piden. Tendrás que hacer labores en la oficina de imprimir, encuadernar, hacer modificaciones en planos existentes, generar vistas de render, etc.  

Tu labor es doble. Ayudar en tareas pequeñas que otros compañeros con más responsabilidad no tiene tiempo para hacer y aprender paulatinamente como se hacen las cosas para que puedas tomar cada más responsabilidad. Desafortunamente, la normal general es que solo les interese lo primero. Tener un trabajador gratis o casi, que ayude con tareas por el estudio y despues de unos meses. Pues otro. Normamente los estudios famosos se aprovechan de esto porque habra estudiantes a trabajar gratis durante un año con tal de poner el nombre de este despacho en su CV.

Lo que me lleva a lo siguiente. En España hay un desinterés nacional por formar a tus empleados. Todos los jefes quieren contratar a alguien por un puñado de euros y que sepan hacer todo sin decirles nada. Lo siento, pero tienes lo primero o lo segundos. No las dos. 

A mi me costo años, cambiar de despacho media docena de veces y viajar a la otra punta del mundo para poder encontrar mi mentor. Alguien que de forma natural tenga interés en enseñarte todo lo que sabe. Ya sea construcción, procesos legales con respecto a un proyecto o facturación a clientes. Yo agradezco enormemente a Brad Mctavish cada día que he trabajado con el porque fue la primera vez que un superior apreciaba mi contribución a un proyecto, me enseñaba en aquello que no sabia y no tenía reparo en pagarme bien. Gracias Brad, fue un placer tenerte como mentor.

TRABAJAR PARA UNA COMPAÑÍA.

Digamos que ya has hecho unos meses de prácticas y ya te desenvuelves mínimanente en el mundo de redacción de proyectos de arquitectura a nivel profesional. En España, en la mayoría de los casos. Trabajarás en un despacho pequeño, desarrollando proyectos residenciales o rehabilitación y quizás si tienes suerte, comercial. Las empresas en España suelen ser pequeñas. Formadas por el socio o socios, que se dedica a buscar proyectos y mantener relación con los clientes. Un arquitecto jefe de proyectos que organiza internamente el despacho y hace lás partes mas complejas, como memorias, presupuestos, detalles constructivos o coordinar con los calculista de estructura e instalaciones. Por debajo, estan el resto que pueden ser arquitectos con menos experiencia, ninguna, delineantes o aparejadores. Estos últimos se dedican a hacer las funciones más repetitivas como puede ser dibujar y representar lo que  el jefe quiere. Como alternativa, también puedes trabajar para una empresa constructora, aunque tus funciones irán más enfocadas a la construcción. En vez de ascender para cada vez tomar más decisiones como director de proyectos, tu carrera dentro de la empresa estará más enfocada a dirigir las obras como jefe de obra. Todo igual de válido. Depende si te interesa más diseñar y hacer documentación o estar todo el día en obra, involucrarte con la construcción y dirigir a los gremios.

Está opción es totalmente recomendable si no quieres buscar clientes, lidiar con las finanzas del despacho, etc. Tu llegas todos los días a la oficina, te plantan un proyecto en la mesa y tu lo desarrollas como mejor puedas y al final de mes, tienes tu salario fijo. Eso si, tu ideas y diseños dependerán de la aprobación del jefe que en el 100% de los casos, predominan sobre los tuyos. 

TRABAJAR COMO AUTÓNOMO.

Esta opción es solo aconsejable si tienes experiencia en la redacción de proyectos, conocimientos suficientes de estructuras, construcción e instalaciones como para hacerlo tu solo. ¿Te acuerdas cuando antes te detalle las diferentes posiciones que hay dentro de una oficina de arquitectura? Enhorabuena, ahora las tienes todas. Desde buscar clientes, tratar con el banco y seguros, el ayuntamiento, colegio, calculistas pasando a su vez por dibujar el proyecto, redactar la memoria y presupuestos, visitar la obra hasta llegar a tus funciones de imprimir planos, enviar facturas, actualizar las redes sociales/web y llevar la contabilidad. Todo esto lo puedes hacer porque tus proyectos serán pocos y pequeños. A medida que vayas teniendo más carga de trabajo podrás empezar a crecer y contratar gente para que te ayude. 

Esta opción no suena nada bien y por eso pocos arquitectos contemplan esta opción. Es cierto, que si tienes mucho trabajo ganarás más dinero que trabajando para otros y que tuya es la última palabra en cuanto a diseño y como hacer las cosas. Pero también es cierto que si no consigues trabajo, no cobras y te toca apechugar con los gastos del despacho. Básicamente es comer chuletón (Hummus para los veganos que estáis leyendo) o pasar hambre. 

Existe una opción que es empezar con un socio. Algo bastante peligroso porque tienes que conocer muy bien a esa persona y definir perfectamente cuales son las funciones de cada uno. 

TRABAJAR EN ESPAÑA VERSUS EN EL EXTRANJERO

Sobre este tema tengo un par de blog que los puedes ver a continuación. En resumidas cuentas, si quieres trabajar para otros, quieres tener mayor estabilidad laboral y cobrar decentemente. Emigra a países europeos, a Estados unidos o a Canadá. Ojo, no es nada fácil emigrar.

Como conseguir un trabajo en el extranjero

Maletas, avión y a Canadá

Si deseas establecerte por tu cuenta, firmar como arquitecto osea, tener responsabilidad legal, y desarrollar proyectos con tu nombre, quédate o vuelve al cabo de unos años a España. Es posible hacerlo en el extranjero pero cuesta homologar tu título.

CONCLUSIÓN FINAL

Como había dicho al principio. Esta profesión como muchas otras, es muy competitiva. Somos muchísimo profesionales que nos dedicamos a esyo. Lo que significa que hay que pelear mucho para ganarte la vida de ello y es una constante batalla.

PERO...

Tanto hoy, como hace 100 años como dentro de 500, es una profesión preciosa en la que creas un efecto positivo en la sociedad y ciudad. Es cómoda y tranquila ya que es un trabajo de oficina, aunque tengas sobresaltos de vez en cuando. Y una de las cosas más importantes que lo es incluso para mi. Tu trabajo se materializa en edificios, los cuales estarán presentes durante al menos 100 años. Tu legado como profesional, permanecerá. Así que asegúrate que sea impecable. Tu trabajo nos representa al resto de arquitectos y al conjunto de arquitectura que tanto amamos.