Design

Residencia y centro de día para personas con síndrome de Down Ressido, Murcia, España

Nuestra propuesta se genera en oposición a la idea de un edificio contenedor de personas y actividades. Al contrario, revindica la idea de expresar a sus habitantes y su actividad de manera abierta hacia la ciudad. Esta solución arquitectónica se originó en el estudio del emplazamiento. A través de un ejercicio de análisis del entorno urbano, las conexiones a los diferentes medios de transporte, su orientación, a parámetros de accesibilidad cognitiva de los usuarios y la relación de sus usuarios generamos la siguiente propuesta.

Entendemos que los volúmenes y el lenguaje arquitectónico deben expresar y diferenciar claramente los diferentes usos del edificio para una mejor y más clara accesibilidad a este. Para ello hemos divido el proyecto en 3 volúmenes claramente diferenciados, cada uno asociado a una de las 3 funciones básicas del centro (Residencia, Recursos centrales y centro de promoción a la autonomía)

A su vez, dos grandes pa os, cada uno de ellos con diferentes grados de privacidad, conectan estos 3 volúmenes con la ciudad y entre sí. Estos espacios abiertos se entienden como una extensión de la ciudad dentro de esta parcela. Permitiendo una relación entre la actividad realizada en estos espacios con la calle. De esta manera, el conjunto se abre a la ciudad y muestra su contenido que son sus actividades y sus habitantes. La distribución interna del centro está concebida siguiendo los mismos conceptos. Al generar unos volúmenes con un lenguaje arquitectónico diferenciado y volcarse siempre hacia uno de los dos pa os, esto permite a sus usuarios orientarse claramente dentro del edificio para poder moverse a través de este. A su vez, esto permite una iluminación natural y ventilación cruzada para un menor consumo energético y menor impacto medioambiental.

Tal y como habíamos descrito anteriormente, esta propuesta  ene una intención clara de expresar su actividad y a sus usuarios al mundo. Para ello no queríamos que esta propuesta fuese un centro de ayuda genérico o que ocultase a sus habitantes con sus diferencias cognitivas. Quisimos que este centro fuese un orgullo para las personas con síndrome de Down y que eso lo expresasen al mundo sin tapujos. Para ello, compusimos la fachada basándonos en imágenes de los usuarios extrayéndolas de la página de red social de ASSIDO. De esta manera, los integrantes del centro son los elementos compositivos del edificio el cual comparte y ensalza.